Brady protagonizó un anuncio con unos de los parques turísticos más famosos y reconocidos del mundo, estamos hablando Disney World.

Según los medios especializados en el mundo de los deportes, este spot está reservado cada año a los mejores jugadores del Super Bowl. 

De acuerdo con la prensa internacional, esta tradición arrancó en 1987, cuando el quarterback de los New York Giants, Phil Simms, pronunció por primera vez la famosa frase de Disney después de la victoria de su equipo en el Super Bowl. Tom Brady y Rob Gronkowski fueron los protagonistas este año.

Como se puede ver en el video difundido en las redes sociales, Brady visitó el parque este fin de semana con su familia y  adentro en la zona reservada a Star Wars.