México.- La tasa de deserción escolar por de la pandemia de covid-19 en México fue de 2.5 por ciento, y no del cinco por ciento, como se había calculado, dijo Delfina Gómez, secretaria de Educación Pública.


En entrevista para MILENIO Televisión, la titular de la SEP resaltó que se revisa la plantilla docente para conocer cuántos maestros podrían jubilarse debido a su situación de salud.


“Estamos haciendo un análisis de la cantidad de abandono escolar, tenemos algunos datos sentimos que es una reducción del 2.5 por ciento, no del cinco por ciento como se manejó. Se esta identificando a esos pequeños que abandonaron la escuela”, dijo.


En marzo, la Encuesta para la Medición del Impacto covid-19 en la Educación (ECOVID-ED) 2020 reveló que 5.2 millones de alumnos de 3 a 29 años de edad, un 9.6 por ciento en relación con la población total de esa edad, no están inscritos por razones relacionadas con covid-19, como la falta de recursos.


La secretaria lamentó que muchos de los alumnos tuvieron que dejar las escuelas por razones económicas, por lo que se tratará de localizarlos, conocer su situación, y ofrecerle apoyo.


La funcionaria señaló que, a cuatro meses en su nuevo puesto, se ha tenido que enfrentar a los impactos de la pandemia en la educación, por lo que se han sumado esfuerzos para la implementación del programa Aprende en Casa.


Gómez Álvarez destacó que dentro de la Secretaría se efectuó un balance de la situación de los estados y el avance en el proceso de vacunación, y se determinó como una prioridad el regreso a clases presenciales, tanto por los conocimientos de los alumnos, la convivencia social así como por los aspectos socioafectivos. Para llegar a esta conclusión, se tomaron en cuenta las recomendaciones de múltiples organizaciones de derechos humanos y de los niños.


“En el retorno a clases de este mes que queda uno de los objetivos es ese: identificar, no solamente identificar la situación de los pequeñitos, en qué situación socioafectiva y emocional, de conocimientos y pérdidas: sino también de nuestros maestros”, declaró.


Hasta el momento, la SEP se encuentra en comunicación con los gobiernos locales para determinar la cantidad de docentes que han muerto a causa del virus o que se padecen alguna enfermedad o condición que podría poner en riesgo su regreso a las aulas.


Además, señaló que previo a la emergencia sanitaria, exigía un porcentaje de maestros que estaban a punto de iniciar su retiro y deben regresar a las escuelas para cumplir con sus trabajos. Por ello, se analiza que puedan jubilarse antes y evitar exponerse o contagiarse; y que las plazas sean cubiertas por nuevos maestros, mediante interinatos.


Para garantizar un regreso a clases presenciales seguro, el gobierno ha implementado el programa La Escuela es Nuestra en 54 mil 400 planteles, y los 150 o hasta 500 mil pesos que entregaban se utilizarán para priorizar el acceso al agua, mantener los sanitarios limpios, y adquirir material como jabón o gel antibacterial; “se debe de tener prioridad para tener limpia las instituciones”, puntualizó.


“Por parte del programa La Escuela es Nuestra vienen siendo 10 mil 156 millones de pesos, estamos en el proceso de platicar con (la Secretaría de) Hacienda y hacer nuestro presupuestos para ver cuánto más se puede destinar, más el presupuesto de vacunación”, señaló.


En la segunda entrevista que concede tras la veda electoral, la secretaria dijo que asumió una dependencia que ha hecho grandes avances, pero que debía resolver el reto de la pandemia y la continuación del ciclo escolar.


Señaló que el gobierno mexicano ha hecho un gran esfuerzo a través del programa de educación a distancia Aprende en Casa para que los estudiantes no interrumpan sus estudios, no obstante, expresó que ya es necesario acudir a las aulas de manera presencial.


“Consideramos que es importante que se regrese a clases presenciales, sobre todo por la cuestión de conocimientos, importante, pero sin embargo también lo más importante es la parte de la convivencia social y de la parte socioafectiva”, indicó.


Insistió que el regreso a clases presenciales se realiza de manera responsable, cuidando los protocolos sanitarios y una vez que los estados están en semáforo epidemiológico verde.


Aunado a lo anterior, dijo que también están haciendo un reporte del número de docentes que fallecieron como consecuencia del coronavirus, así como aquellos que se encuentran en condición de riesgo por sus comorbilidades, o bien están a punto de jubilarse.


A más de un año del cierre de escuelas por el covid-19, la secretaria dijo que están pidiendo los informes a las secretarías de educación locales, en especial para calcular el número de interinatos que deberán cubrirse por la falta de docentes ante fallecimientos, enfermedades o jubilación.


La funcionaria reiteró que son 15 estados los que han regresado a clases presenciales, entre ellos el Estado de México, pese a que éste aún no lo hace y prevé retomar actividades a partir del 14 de junio.


Sobre la rehabilitación de planteles para la reanudación de clases presenciales, dijo que la SEP destinó recursos del programa Escuela es Nuestra, que regularmente se usa para labores menores de mantenimiento de los planteles.


Sin especificar el periodo, dijo que se han invertido 10 mil 156 millones de pesos para diversas actividades, pero que la orientación principal para los comités de padres de familia, encargados de gestionar los recursos, fue que se usaran en: tener agua, sanitarios limpios y jabón.


“Los padres han sido sensibles y han hecho el esfuerzo de que todo se ocupe para poder tener en condiciones lo más salubre las instituciones, los gobernadores y presidentes municipales han hecho un esfuerzo por atender las instituciones “, señaló.


Con información de Milenio