Sídney.- Tiahleigh Palmer, de Queensland, Australia, probablemente murió como resultado de asfixia en un acto deliberado de su padre adoptivo, según descubrió el forense.


Rick Thorburn declaró en la investigación sobre la muerte de Tiahleigh que asfixió accidentalmente a su hija adoptiva, pero esto fue rechazado por la forense estatal adjunta, Jane Bentley, el viernes pasado.


"Descubrí que Richard Thorburn mató deliberadamente a Tiahleigh, lo hizo en la residencia de la familia Thorburn entre las 19:30 y las 21.30 el 29 de octubre de 2015", dijo al entregar sus hallazgos en Brisbane.


Thorburn lloró en el tribunal forense la semana pasada mientras leía una declaración de una página que, según él, fue escrita hace unos cuatro años. Dijo que no recordaba que su esposa le hubiera dicho, el día en que murió Tiahleigh, que su hijo había tenido relaciones sexuales con la niña de 12 años.


Cuando se le preguntó si podría haber un vínculo entre las circunstancias en las que él mató a Tiahleigh y se enteró de la relación sexual, respondió: "No lo sé".


Thorburn "se declaró culpable de su asesinato, pero nunca ha dado cuenta, ni bajo juramento ni de otro modo, de cómo la mató", dijo la abogada que asistió a la forense, Kate McMahon, durante la audiencia.


En las horas previas a su muerte, Tiahleigh había asistido a una clase de hip-hop donde se quejaba de dolores de estómago. Esa misma noche, el hijo de Thorburn, Trent, le confesó a su madre Julene que había tenido relaciones sexuales con la niña y temía que los dolores de estómago fueran una señal de que estaba embarazada.


Thornburn y su esposa temían que un embarazo pudiera significar que Trent iría a la cárcel.


Esa noche, Julene, Trent y su hermano Joshua salieron, dejando a Tiahleigh sola en casa con Rick Thorburn durante dos horas. Nunca más la volvieron a ver con vida. El cuerpo de Tiahleigh, desnudo excepto por la ropa interior, estaba muy descompuesto cuando lo encontraron tres pescadores en las orillas del río Pimpama, cerca de Gold Coast, el cinco de noviembre de 2015.


Los miembros de la familia Thorburn fueron condenados por ser parte del crimen. Rick Thorburn por el asesinato, Trent por incesto y Julene y Joshua por encubrimiento. Rick Thorburn fue sentenciado previamente a 20 años de cárcel.


Tomado de ABC.