Una red de pornografía infantil y de pedófilos, desarticulada el pasado mes de octubre del 2020 en la colonia Villa Juárez, sumó otras 4 víctimas menores de edad –van 7 en total–, luego de que la Fiscalía General del Estado y la FEM lograran la detención de Jaime Avelino M. O. en dicho año, pues se presume es el presunto líder del denominado ‘Club de los Pollos’.


La Fiscal titular de la FEM, Wendy Chávez, señaló que se integraron otras cuatro víctimas individualizadas, quienes cayeron en las redes de la explotación sexual por parte del hoy detenido.


En entrevista telefónica, Wendy Chávez, comentó que al inicio del proceso se registraron 3 víctimas, por lo que en los últimos días se sumaron otras 4 personas.


En cuanto al modus operandi, explicó que Jaime Avelino ubicaba a adolescentes, en su mayoría hombres, quienes se encontraban en situación de vulnerabilidad, quien les brindaba afecto para luego abusar de ellos.


‘’Él se relacionaba con ellos, les demostraba apoyo y afecto, luego los empezó a explotar (…) a traves de ellos mismos era como jalaba a otros adolescentes y otros niños’’, señaló.


Por su parte, el Fiscal General del Estado, César Augusto Peniche Espejel, comentó que tras las investigaciones, derivadas de dicho caso, las unidades de inteligencia detectaron entre 10 y 15 usuarios activos que comparten material pornográfico infantil del Club de los Pollos, de los cuales se está trabajando en ubicar las redes IP.


Según obra en la carpeta de investigación, los menores de edad que eran abusados sexualmente y que eran video grabados por el hoy procesado, identificaba a sus víctimas como ‘Pollos’. 


‘’Normalmente son grupos que surgen de manera ocasional en las mismas redes sociales, identifican algún tipo de material, establecen una comunicación directa y entonces, en esa comunicacion directa van compartiendo otro tipo de material sucesivamente hasta que se hace una red significativamente grande’’, dijo el Fiscal General.


Añadió que efectivamente hay personas que almacenan y comparten, sin embargo, otros aprovechan para generar material y para dispersarlo a cambio de dinero, o bien, por gusto. 


‘’Cualquier tipo de material relacionado con pornografía infantil que se almacene en un dispositivo y permanezca en ese dispositivo, automáticamente se considera un delito’’, dijo.


Por último, dio a conocer que seguirán las tareas de investigación para la desarticulación de la banda completa y de los usuarios que comparten y consumen dicho contenido sexual.