EU.- Lo que se suponía que era una cita de juego normal se convirtió en otra cosa, cuando dos vecinas llegaron a la puerta de Brittany O'Connell para preguntar por su hija. Callie, algo que hacían todos los días para llevarse a la niña a jugar con ellas.


Pero lo que sucedió después fue extremadamente impactante. Durante las siguientes 5 horas, la niña fue torturada y abusada mientras la madre de sus vecinas las filmaba.


Fue atrapada en una despensa. Arrastrada por todo el apartamento y golpeada por todas partes con puños y objetos, rociada con lejía. La madre de sus abusadoras grabó todo y publicó algo en Snapchat y TikTok.


Brittany O'Connell publicó en Facebook imágenes desgarradoras de su pequeña, Callie, golpeada y magullada.


"Abrí la puerta a mi peor pesadilla", escribió la devastada madre.


Las fotos muestran a la pobre niña Callie torturada, con los ojos hinchados, la camiseta de Rugrats manchada de sangre, la espalda y las muñecas llenas de marcas rojas.


O'Connell dice que Callie fue llevada a la casa de un vecino el lunes y golpeada durante cinco horas, con heridas que lo demuestran.


"Desde las 7:30 am hasta las 12:27 pm mi hija Callie fue retenida como rehén en su despensa, arrastrada a varias habitaciones y golpeada", escribió O'Connell. "Ella había sido golpeada en toda su cara / cabeza / cuerpo por sus puños, y múltiples objetos por varios adolescentes. Callie fue rociada con lejía y humillada".


Las dos menores han sido arrestadas. El Departamento de Policía de Elizabethton dice que los cargos de secuestro y asalto agravado se presentaron en el Tribunal de Menores del condado de Carter.


Los cargos se produjeron después de una entrevista con la víctima y una consulta con la Fiscalía.


Las sospechosas han sido llevadas al centro de detención de menores. Se espera que comparezcan ante el tribunal la próxima semana.


Tras esta atrocidad, el hashtag #justiceforcallie se ha hecho tendencia en TikTok, con comentario de apoyo por parte de los usuarios. Y pidiendo justicia para la pequeña victima de las agresiones.


Tomado de Caraota Digital.