Fuentes al interior del Gobierno del Estado, en específico de la Secretaría de Hacienda han dado a conocer que la mayoría de las unidades blindadas del Gobierno del Estado han empezado a resguardarse, esto tras quitárselas a los funcionarios que las utilizaban.

De acuerdo a información extraoficial, el equipo de transición de la gobernadora electa, Maru Campos ordenó que se comenzarán a quitar todos los vehículos blindados a los funcionarios que las utilizaban, a fin de llevar a cabo una auditoria de todas las unidades.

Lo anterior con la intención de que, para el día de la toma de protesta de Maru Campos, los vehículos blindados estén asignados a los nuevos funcionarios, sobre todo para aquellos relacionados a las áreas de seguridad.