Cinco indígenas de la etnia Tarahumara habrían violado a una niña de apenas 1 año 8 días de nacida, por lo que se montó un impresionante operativo para detenerlos en la colonia Ladrilleras Norte al sur de la ciudad.

Los horripilantes hechos se registraron sobre las calles Ladrillo y Vidrio donde la menor fue encontraba gravemente lesionada con un desgarre rectal y desangrada, por lo que fue trasladada de urgencia a un hospital.

Agentes de la Policía Municipal lograron capturar a los 5 involucrados, mismos que fueron señalados por la propia Gobernadora indígena de haber cometido el ataque sexual en contra de la bebé.

Decenas de elementos de diversas corporaciones arribaron al lugar para dar con todos los agresores, en tanto que otros agentes escoltaron la ambulancia de la Cruz Roja hasta el hospital donde será atendida la menor.