Agentes de la Policía Vial salvaron a una jovencita del suicidio sobre la calle Buenavista, donde la mujer de alrededor de 22 años de edad discutió con su pareja cuestiones de infidelidad, y el hombre al aceptar que la había “regado”, solo ocasiono que ella cruzara repentinamente el peligroso R. Almada, hasta dirigirse a un puente para lanzarse.

Ante ello, estaban muy cerca agentes de la Policía Vial, quienes, al ver a la jovencita con ganas de quitarse la vida, muy cerca de un precipicio, optaron por acudir de inmediato.

Posterior, lograron conversar con la mujer y persuadirla de la acción, y hasta un refresco le regalaron a la mujer para tranquilizarla.

Del hecho tomaron nota y conversaron con ella para canalizarla para ayuda psicológica.