Estados Unidos.- Kali Cook, una niña de 4 años, murió dormida en casa sin recibir atención médica, luego de que falleciera horas después de presentar molestias por Covid-19 en Galveston, Texas, informó The Kansas City Star. 

Su madre, según indicó The Daily News, no estaba vacunada contra el virus. 

Yo era una de las personas que estaba en contra, estaba en contra ", dijo al medio en Galveston, "ahora, desearía no haberlo sido nunca", se lamentó.

“Solo quería que todos supieran que sucedió tan rápido”, dijo Karra Harwood.

“A las 2 am comenzó a tener fiebre. Mi mamá bajó y le preguntó a mi prometido si podía ayudarla con algún medicamento. Le dimos uno y a las 7 de la mañana ya se había ido".

Investigan causas del contagio

La niña fue descrita como "divertida y atrevida", "preferiría jugar con gusanos y ranas que usar moños", indicó su madre.

Al morir la niña, Karra y otros integrantes de su familia se hicieron la prueba a Covid-19, la cual resultó positiva. 

Según el Houston Chronicle, Keli comenzó la escuela en agosto y aunque el distrito escolar “recomienda encarecidamente” que los estudiantes y los miembros del personal se cubran la cara, esta medida no es obligatoria.

Por su parte, el cuerpo médico explicó que permanecen investigando las causas del contagio, pues pese a que la menor estaba en un jardín de niños, no han encontrado relación. 

En tanto, el médico forense mencionó que Kali dio positivo por Covid en el momento de su muerte, aunque una autopsia ayudará a dar más respuestas.