Ciudad Juárez.- La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) ligó a  dos empresas en México, una de ellas juarense Club Indios Rojos de Ciudad Juárez, a mexicanos que trafican con fentanilo y otras drogas, bajo la dirección del líder del Cártel de Sinaloa, Ismael Zambada García, alias “El Mayo”.


En un informe que emitió la OFAC asegura que junto con el Club Indios Rojos de Juárez, S.A. de C.V., un equipo de futbol que participó en la Liga de Ascenso MX, también la compañía Acuaindustria Narciso Mendoza, S.C. de R.L. de C.V., eran propiedad o estaban bajo el control de Rochín Hurtado y Marrufo Cabrera, quienes son parte de una lista de seis lugartenientes del Cártel, que finalmente reportan a Valenzuela Valenzuela, entre ellos Gilberto Martínez Rentería, Jaime Humberto González Higuera, Jorge Damián Román Figueroa y Luis Alberto Carrillo.


Según el Departamento del Tesoro estadounidense, la designación es el resultado de la colaboración continua de la OFAC con el Grupo de Investigaciones Financieras de la División de Campo de Phoenix de la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), el Grupo Tres de la Fuerza de Ataque de la División de Campo de San Diego y la Oficina de Control de Activos Extranjeros en la Ciudad de México.


En el informe, la oficina, que es parte del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, designó este miércoles 22 de septiembre -de conformidad con la Ley de Designación de Cabecillas Extranjeros (Ley Kingpin)-, a los mexicanos que trafican con fentanilo y otras drogas, bajo la dirección del líder del Cártel de Sinaloa, Ismael Zambada García, alias “El Mayo”.


Entre ellos a Sergio Valenzuela Valenzuela, alias “Gigio”, originario de Los Mochis, Sinaloa, quien es jefe de plaza de citado grupo delictivo en Nogales, Sonora, cargo en el que “supervisa un importante corredor de tráfico de drogas en México”, responsable del contrabando de toneladas de fentanilo y otras drogas a los Estados Unidos y que depende directamente “El Mayo”.


 “Valenzuela Valenzuela fue designada hoy para ayudar materialmente, brindar apoyo financiero o tecnológico o proporcionar bienes o servicios en apoyo de las actividades internacionales de tráfico de estupefacientes del Cártel de Sinaloa y Zambada García”, indicó el Departamento del Tesoro estadounidense, en un comunicado.


Además, la OFAC también designó a otros siete ciudadanos mexicanos y dos entidades mexicanas, por brindar asistencia material a Valenzuela Valenzuela, entre ellos, la “mano derecha” de “Gigio”, Leonardo Pineda Armenta, alias “El 20” -también originario de “Los Mochis-, quien dirige las operaciones en nombre del jefe de la plaza.


Según el Departamento del Tesoro estadounidense, la designación es el resultado de la colaboración continua de la OFAC con el Grupo de Investigaciones Financieras de la División de Campo de Phoenix de la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), el Grupo Tres de la Fuerza de Ataque de la División de Campo de San Diego y la Oficina de Control de Activos Extranjeros en la Ciudad de México.


“La acción del Tesoro contra Sergio Valenzuela Valenzuela demuestra el compromiso de la OFAC de apuntar a los operativos de alto nivel del Cartel de Sinaloa, particularmente aquellos que trafican o facilitan la entrega de opioides sintéticos a los Estados Unidos”, dijo la directora de la OFAC, Andrea Gacki, citada en el comunicado.


“Valenzuela Valenzuela dirige una organización de contrabando de múltiples drogas responsable del transporte e importación de cantidades de varias toneladas de drogas ilícitas, incluidas metanfetamina, heroína y fentanilo, de México a Estados Unidos”, agregó la OFAC.


“En septiembre de 2018, se devolvió una acusación federal de tráfico de drogas en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Sur de California contra Valenzuela Valenzuela, quien actualmente se encuentra prófugo de los cargos”, abundó la Oficina de Control de Activos Extranjeros.


“Como resultado de la acción de hoy, todas las propiedades e intereses en la propiedad de las personas o entidades designadas que se encuentran en los Estados Unidos o en posesión o control de personas estadounidenses deben ser bloqueadas e informadas a la OFAC”, se lee en el comunicado.


“Las regulaciones de la OFAC generalmente prohíben todas las transacciones de personas estadounidenses o personas dentro (o en tránsito) de los Estados Unidos que involucren cualquier propiedad o interés en la propiedad de personas designadas o bloqueadas de otra manera”, dice el comunicado.