Dos vehículos calcinados y con impacto de proyectil de arma de fuego, así como 8 casquillos percutidos fueron localizados en una brecha entre Coyame – Ojinaga hacia Estados Unidos justo donde se reportó la desaparición de 12 migrantes.

Los agentes de la FGE, SSPE y SEDENA realizaron un recorrido de más de 380 kilómetros de brechas que conducen hacia los Estados Unidos, en las que no encontraron más rastros de los migrantes desaparecidos.

El menor de edad que sobrevivió al secuestro, relató que los delincuentes lo dejaron escapar por lo que al salir corriendo sin percatarse ingresó hacia los Estados Unidos donde fue detenido por elementos de migración quienes lo deportaron por Ciudad Juárez.

El joven relató a las autoridades de la Fiscalía que al salir corriendo del lugar sólo escucho varias detonaciones de arma de fuego, pero no logro observar contra quienes dispararon.