Una tormenta solar podría afectar en el transcurso de este lunes 11 de octubre y mañana martes la red eléctrica en varias partes de la Tierra, alertó el Centro de Predicción del Clima Espacial (SWPC, por sus siglas en inglés), encargado del clima espacial. 

El impacto de la tormenta solar en las últimas horas de este 11 de octubre podría provocar geomagnéticas de clase G1 a G2 y se verían auroras en algunas partes de Estados Unidos y en latitudes altas en Europa.

Sin embargo, si las tormentas geomagnéticas son fuertes, podrían causar fluctuaciones en las corrientes eléctricas que ocasionen problemas en la comunicación por radio, los sistemas de posicionamiento global (GPS), la red eléctrica y los satélites.

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) recordó que los teléfonos móviles, las televisiones, las transacciones con tarjetas de crédito y los cajeros automáticos, entre otras cosas, dependen del funcionamiento de los satélites.

Las condiciones de tormenta geomagnética G2 (moderada) son posibles debido a la llegada anticipada de una CME a partir del 9 de octubre. Las condiciones de tormenta geomagnética G1 (menor) son posibles del 11 al 12 de octubre.