A más de 70 días que trece migrantes fueron privados de la libertad por un grupo armado, cuando se dirigían de Coyame a Lomas de Arena para internarse a los Estado Unidos, las autoridades no han logrado encontrar pistas que los lleve a localizarlos.


Las autoridades locales y federales han realizado espectaculares operativos de búsqueda en esa zona del estado en busca de los plagiados, pero no han conseguido ubicarlos.


Lo único que han localizado son vehículos abandonados, quemados, así como un hombre calcinado, de quien hasta el momento la autoridad no ha dado a conocer su identidad. 


Fue el pasado 23 de septiembre cuando familiares de las víctimas perdieron comunicación con ellos. Posteriormente, un menor de edad que iba con los plagiados regresó a esta ciudad y narró lo ocurrido.