Ante el descenso de la temperatura que se está registrando, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recomendó a la población tener cuidado con el monóxido de carbono. Se trata de un tipo de gas incoloro que puede ocasionar la muerte si es manejado sin tomar las precauciones necesarias. 

Los escapes de automóviles, estufas de gas y leña, braseros, así como el uso de calefactores en viviendas mal ventiladas, son las principales fuentes que pueden provocar una intoxicación, informó la coordinadora delegacional de Salud del Seguro Social, Brenda Ramírez Vega. Afirmó que afecta al corazón y cerebro. 

Explicó que cuando alguien inhala el gas de forma prolongada, empieza a reemplazar el oxígeno en sangre y genera afecciones, principalmente en las partes señaladas. La profesional indicó que entre los síntomas destacan los problemas respiratorios, dolor de cabeza y pecho, mareo, vómito, somnolencia, desmayos.

Señaló que, en caso de que una persona resulte intoxicada con monóxido de carbono, es necesario llevarla inmediatamente a un lugar donde pueda respirar aire fresco. Recomendó revisar las instalaciones de gas de calentones y estufas, y tener ventilación con una ventana abierta con un mínimo de 15 centímetros. 

En caso de intoxicación, Ramírez Vega manifestó que el IMSS recomienda a todos sus derechohabientes acudir a su Unidad de Medicina Familiar (UMF) para recibir pronta atención médica correspondiente, toda vez que se trata de una situación capaz de poner en peligro hasta la vida misma, puntualizó.

Tome nota

• Los síntomas son problemas respiratorios, dolor de cabeza y pecho, mareo, vómito, somnolencia y desmayos

• Recomiendan revisar las instalaciones de gas de calentones y estufas, y tener ventilación con una ventana abierta con un mínimo de 15 centímetros