En rueda de prensa esta mañana, diputados de Morena rechazaron la aprobación que este lunes hizo el Congreso del Estado para lo que llamaron el “fortalecimiento financiero”, que no implica otra cosa que una nueva deuda.

“Le llamen como le llamen esto implica una nueva deuda, porque todo el problema financiero del estado conlleva a una sola deuda, a la que incluso se le podría aplicar todo el presupuesto que busca tener el estado para el año entrante y apenas la cubriríamos”, detalló el coordinador del grupo parlamentario Cuauhtémoc Estrada.

Ayer los diputados se manifestaron en contra del dictamen de la Comisión de Programación, Presupuesto y Hacienda Pública, que autorizó al Gobierno del Estado, contratar un crédito de largo plazo con cargo al Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas (FAFEF) por mil millones de pesos para financiar proyectos de inversión pública productiva; así como otro crédito de largo plazo con cargo al Fondo de  Aportaciones  para  la  Infraestructura  Social  (FAIS)  por 500 millones de pesos para obras de inversión público productivas.

Así como también la implementación de varios programas de certificados bursátiles fiduciarios, a través de su oferta pública en el mercado bursátil mexicano y hasta por la cantidad de 19 mil 600 millones de pesos con la empresa de participación estatal mayoritaria, denominada Fibra Estatal Chihuahua; y se autorizó también la contratación de financiamientos (Financiamiento 665), hasta por 665 millones 954 mil 380.00 pesos, como garantía y fuente de pago, un porcentaje del Fondo General de Participaciones referido en la Ley de Coordinación Fiscal, que le corresponden al Estado.

Además, se autorizó a la Comisión Estatal de Vivienda, Suelo e Infraestructura de Chihuahua, contratar, uno o varios financiamientos para refinanciar o reestructurar contratos de dos créditos simples celebrados el 26 de noviembre y 8 de diciembre de 2010; así como al Fideicomiso de Puentes Fronterizos de Chihuahua, para contratar, uno o varios financiamientos por la cantidad de hasta 2 mil 700 millones de pesos para refinanciar y/o reestructurar varios contratos de crédito.

Ante esto, el diputado Benjamín Carrera afirmó que la deuda per capita de cada chihuahuense se aumentará de 21 mil pesos a 23 mil, con lo que lejos de pagarse la deuda estatal “se patea el bote 20 años para adelante”; mientras que su compañera Leticia Ortega llamó tardíamente a buscar mejores mecanismos de financiamiento.