Kim Kardashian ha decidido dejar el pasado, en especial aquello que tiene que ver con su ex Kanye West, empezando por hacer las paces con Taylor Swift, la cantante con la que el rapero mantenía un enfrentamiento abierto, ante el que la empresaria siempre se posicionó del lado de su marido. Pero tras el divorcio de la pareja a principios de 2021, Kim Kardashian ha decidido acercarse a Taylor Swift y limar asperezas. Ha sido durante una charla en el podcast Honestly with Bari Weiss, donde la estrella de los realities ha tenido unas palabras de afecto hacia la artista tendiéndole la mano por primera vez.

A la pregunta de si tenía alguna canción favorita de Taylor Swift, Kim Kardashian ha asegurado disfrutar con los temas de la joven de 32 años: "Me gustan muchas de sus canciones", dijo. "Son todas muy bonitas y pegadizas", reconociendo que "tendría que buscar en mi teléfono para saber el nombre" de alguno de sus temas. Unas declaraciones que han revolucionado a los fans de Taylor Swift, dejando multitud de opiniones ante estas palabras de la socialité. Ha habido quien le ha reprocado que sí supiese responder sobre los títulos de los discos de su expareja Kayne West: "Me gusta mucho Yeezus (sexto álbum de estudio sacado en 2013). También me encanta My Beautiful Dark Twisted Fantasy (el quinto disco, en 2010, y al que calificó como obra maestra)".

La enemistad entre Kim Kardashian y Taylor Swift se remonta a 2009, cuando la expareja de la empresaria, Kayne West, interrumpió el discurso de agradecimiento de la artista, al ganar el galardón en los MTV Video Music Award, asegurando que Beyoncé era mejor que la intérprete de I knew you were trouble y era la diva del pop quien de verdad se merecía ese premio. En este sentido, Kim se posicionó con el que fuera su marido y la tensión entre las dos cantantes no hizo más que aumentar. En 2016 volvió a estallar por los aires al estrenarse el sencillo del rapero llamado Famous, en el que hace alusión a la artista de Nashville, algo que la empresaria justificó asegurando que Swift había dado su visto bueno previamente. Sin embargo, la joven artista no le gustó la forma en la que se dirigía a ella el rapero mandando un comunicado en el que aseguraba que nunca había dado su aprobación: “¿Dónde está el video de Kanye diciéndome que me va a llamar ‘esa perra’ en su canción? No existe porque nunca ocurrió. No se puede controlar la respuesta emocional del alguien a quien llaman ‘esa perra’ en frente de todo el mundo".

Poco tardó Taylor Swift en sacar un nuevo álbum, Reputation, en el que lanzó una canción supuestamente dedicada a Kim Kardashian y Kayne West, Look What You Made Me Do. Un tema que se convirtió en objeto de análisis y artículos, e incluso revolucionó a los fans de la cantante, señalando hacia quién iba la letra del sencillo. Cuatro años después de este disco y tras el divorcio del rapero y la empresaria, este acercamiento de Kim hacia Taylor da paso a la calma después de una tormenta que ha durado años. ¿Aceptará Taylor Swift fumar la pipa de la paz?