A partir del sábado 22 de enero, todos los extranjeros que ingresen a Estados Unidos como viajeros esenciales – en puertos terrestres y terminales de ferry en territorio estadounidense– tendrán que presentar una prueba de vacunación contra Covid-19 completa con productos aprobados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

Hasta este viernes, y a partir del 8 de noviembre de 2021, sólo los viajeros no esenciales –en su mayoría turistas de México– debían presentar el carnet de inmunizaciones.

Según las autoridades migratorias de EU, se considera viajeros esenciales a aquellos que ingresan a país por negocios, por ser trabajadores binacionales o tratarse de estudiantes.

La nueva medida no aplica a ciudadanos estadounidenses o residentes legales permanentes, aclaró el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) a través de un comunicado.

“A partir del 22 de enero de 2022, el Departamento de Seguridad Nacional requerirá que las personas no estadounidenses que ingresen a los Estados Unidos a través de puertos de entrada terrestres o terminales de ferry a lo largo de nuestras fronteras norte y sur estén completamente vacunadas contra el Covid-19 y estén preparadas para mostrar comprobante de vacunación relacionado”, dijo el titular de la dependencia, Alejandro N. Mayorkas.  

“Estos requisitos de viaje actualizados reflejan el compromiso de la Administración Biden-Harris de proteger la salud pública al tiempo que facilitan de manera segura el comercio y los viajes transfronterizos que son críticos para nuestra economía”, agregó.

Los cambios, que se anunciaron por primera vez en octubre de 2021 y se realizaron en consulta con la Casa Blanca y varias agencias federales, incluidos los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), alinearán las medidas de salud pública que rigen los viajes terrestres con las que rigen los viajes internacionales entrantes a través del espacio aéreo.

Se aclara que a los viajeros no se les pedirá que se realicen la prueba del Covid-19 al ingresar al país. Sólo se requiere su certificado de vacunación.

Meses aislados

Luego de 19 meses de cierre, DHS reabrió el lunes 8 de noviembre de 2021 los puertos de entrada a los viajeros vacunados de México, un evento largamente esperado para los dueños de negocios que dependen de turistas y nacionales mexicanos que no habían podido visitar a sus familiares en el American lado durante más de un año y medio.

En marzo de 2020, en un esfuerzo por combatir la propagación del COVID-19, la administración Trump cerró las fronteras terrestres a todos menos a los ciudadanos estadounidenses, los residentes legales permanentes y cualquier otro viajero considerado esencial, como trabajadores de la salud o estudiantes. A los ciudadanos mexicanos con visas de turista se les prohibió ingresar a los Estados Unidos.

No obstante, durante los meses del cierre se permitió a viajeros esenciales –como estudiantes, pacientes médicos y trabajadores transfronterizos– cruzar a Estados Unidos a pesar de no estar vacunados. 

A esta categoría de extranjeros se les eximió de presentar la prueba de vacunación al ingresar a Estados Unidos tras la reapertura.

 Ahora con el repunte de casos de Covid-19 por la variante ómicron, y como parte de un plan establecido desde octubre, a los esenciales también se les pedirá prueba de vacunación.

 No todas las vacunas

Estados Unidos únicamente permite que ingresen al país personas vacunadas con productos avalados por la OMS. Estas son: Pfizer, Moderna, Johnson & Johnson, AstraZeneca, Sinovac, CoronaVac y Sinopharm.

Las vacunas CanSino, de China; Sputnik V, de Rusia; o Abdalá, de Cuba, aún no son aprobadas por la OMS, por lo que quienes las hayan recibido no pueden ingresar a EU.

Esta situación ha generado algunos problemas en la frontera, ya que por ejemplo en Ciudad Juárez cientos de maestros fueron inoculados con CanSino y esto invalida la posibilidad de que autoridades migratorias de EU les permitan la entrada. Aunque algunos docentes se han puesto el refuerzo de Pfizer o Moderna, necesitan tener por lo menos dos dosis de estas marcas para que sean considerados vacunados por completo por las autoridades norteamericanas.