Un grupo de personas defraudadas por la empresa ARAS empezarán a radicalizar sus acciones para generar presión ante las autoridades a partir de este martes, por lo que acudirán a la Fiscalía General de la República para exigir la intervención.

Será en punto de las 10:30 de la mañana cuando el grupo de personas se reúnan en el exterior de la Fiscalía General de la República en la avenida Universidad para pedir su intervención a fin de que obliguen a ARAS a que regrese las inversiones de las personas que confiaron en ellos para generar rendimientos.

Los afectados por ARAS manifestaron que con esto inician una resistencia pacífica para que las autoridades realmente atiendan sus demandas, acusándolas de no haber actuado a tiempo para evitar que miles de chihuahuenses fueran víctimas del fraude de ARAS.