La aparición de Ómicron ha causado un aumento de contagios en todo el mundo, además, se detectó la subvariante furtiva.

Esta subvariante de ómicron que también es conocida como variante BA.2, sigilosa o silenciosa, se detectó por primera vez en Sudáfrica y Hong Kong en noviembre de 2021.

Hasta ahora ya está presente en más de 40 países, entre los que se encuentran Australia, Canadá, China, Dinamarca, España, India, Inglaterra, Israel, Singapur, Suecia y Sudáfrica.

Por otro lado, se dio a conocer que los síntomas de Ómicron furtiva son dolor de cabeza, garganta y muscular. Al igual que fatiga extrema, fiebre, ritmo cardiaco elevado y tos.

De igual manera, se detalla que para evitar contagiarse de esta subvariante deben seguirse medidas como el uso de cubrebocas, evitar aglomeraciones y lugares mal ventilados. También se destaca la importancia del lavado de manos, mantener la sana distancia y limpiar y desinfectar.

Un estudio danés que adelanta que es más contagiosa, llevó a cabo el análisis de las infecciones de COVID-19 en más de 8,500 domicilios daneses. En ello se descubrió que las personas contagiadas con la subvariante BA.2 tenían cerca de 33 por ciento más de probabilidades de contagiar a otras.