Pese a que han transcurrido semanas desde la fecha en la que los familiares y las autoridades del estado de Nuevo León, en México, reportaron la desaparición y posterior hallazgo del cuerpo de la joven Debanhi Escobar, el caso de la mujer sigue despertando un creciente interés entre los ciudadanos, no solo de ese país, sino también de varios países de América Latina, que han seguido con especial atención su evolución.

No obstante, este miércoles las autoridades mexicanas, en una información replicada por varios medios de comunicación locales, elevaron una especial advertencia, señalando que, debido a la gran cantidad de información que ha circulado sobre el caso, este, o por lo menos su nombre, ha comenzado a ser empleado ahora por ciberdelincuentes.

Según los expertos, debido al interés que despierta el caso, y la curiosidad por conocer cada vez más detalles en torno a la investigación que establezca las causas reales de la muerte de la joven de 18 años, los ciberdelincuentes comenzaron a circular un enlace malicioso en el que prometen entregar más detalles del caso.

No obstante, lo que realmente están haciendo con este es expandir un peligroso virus que se incrusta en los sistemas de computadores y móviles, vulnerando su seguridad y dejando expuestos, a merced de los delincuentes, los contenidos o documentos allí contenidos, vulnerando a su vez los sistemas operativos.

De acuerdo con la alerta, retomada por el diario El Universal de México, el caso comenzó a circular bajo el título “Debanhi Leaks”, que prometería la descarga del expediente que actualmente manejan las autoridades con las diferentes versiones de las amigas, conductores, testigos y videos del caso.

Ante la amenaza de este uso abusivo del nombre de la joven fallecida, y de la curiosidad que ha suscitado el caso, los expertos advierten de la importancia de acceder a enlaces solamente de sitios seguros, para evitar quedar expuestos a estos riesgos.