El caso de Debanhi Escobar continúa sin ser resuelto, luego de que las autoridades de Nuevo León encontraran el cuerpo de la joven dentro de una cisterna en un motel cercano al lugar de su desaparición.

Días después de su desaparición, se especuló con que Gustavo Soto, alias “El Jaguar”, estuvo relacionado con este caso debido a la filtración de una supuesta conversación entre Debanhi y sus amigas en la que hablan de él.

Ante estos señalamientos, el hombre presuntamente ligado a la desaparición de Debanhi rompió su silencio en redes sociales y desmintió esta información, señalando incluso que él no es conocido por ese sobrenombre.

Sin embargo, Gustavo Soto también realizó una confesión que lo volvió a situar como uno de los sospechosos de la muerte de la joven de 18 años, ya que reveló que es medio hermano del dueño de la empresa Alcosa, compañía de transporte en la que Debanhi ingresó en busca de auxilio la noche de su desaparición.

Por medio de un video publicado en su cuenta de Instagram, Gustavo Soto negó estar relacionado con la muerte de Debanhi luego de que en redes sociales se hicieran públicos los papeles de registro de la empresa Alcosa.

Soto informó que efectivamente es medio hermano de Edén Soto, dueño de la empresa de transporte, pero negó haber estado dentro de sus instalaciones la noche que la joven desapareció, ya que él supuestamente vive en Texas.

“Sí es mi medio hermano, pero yo no voy a ese lugar, sólo fui una vez hace años y no he vuelto a ir”, confesó.

Las acusaciones en contra de Gustavo Soto iniciaron luego de la filtración de una supuesta conversación entre Debanhi y sus amigas, en las que confesaron tenerle miedo “El Jaguar”, presunto apodo del hombre.

No obstante, Soto indicó que estos mensajes son falsos y todo se trata de un invento de algunas personas que son sus enemigos y buscan hacerle daño.