Argentina.- Una mujer identificada como María Delia Ludueña, confesó que mató a golpes a su hijastra de 13 años, por “celos”.

De acuerdo con la información que se dio a conocer, la víctima identificada como Morena Nazareth Lavín, fue encontrada sin vida por los servicios de emergencia. La niña murió a causa de una hemorragia externa.

Autopsia

La madrastra de la víctima fue quien llamó a los servicios de emergencia  e indicó que la menor “no respiraba”. Tanto ella, como el padre de la niña dijeron que Morena había ingerido una gran cantidad de pastillas.

Sin embargo, la autopsia reveló que la niña presentaba golpes, quemaduras, una hemorragia externa, signos de desnutrición y desgarros en su zona íntima.

Tras estas revelaciones, la pareja tuvo que volver a dar su declaración; fue en esta ocasión que María Delia Ludueña confesó el delito.

“La maté por celos”, declaró la mujer ante las autoridades. Además, detalló que “se le pasó la mano“. También aclaró que los celos se debían a que su pareja trataba diferente a la hija que ellos tienen en común.

Mientras que el padre se declaró inocente, aunque dijo que su pareja le confesó que había introducido un palo en la zona íntima de la niña, razón por la que presentaba lesiones compatibles con violación.

Finalmente, se dio a conocer que la pareja está detenida y acusada de homicidio calificado y abuso sexual con acceso carnal.