La audiencia de formulación de imputación al exgobernador de Chihuahua arrancó a las 8:40 am, sin embargo, el exmandatario arribó minutos antes de las 7:00 de la mañana, donde tuvo oportunidad de platicar con su abogado Ricardo Antonio Sánchez Reyes Retana.

Este ejercicio jurisdiccional ha resaltado por la gran cantidad de recesos que se han decretado, en total seis, la mayoría para dar espacio a que un paramédico revisara a Duarte Jáquez, quien sufre de una hernia inguinal.

El exmandatario porta una faja para mejorar la postura y así evitar el dolor.

Durante la jornada, se le leyeron los cargos al exgobernador Duarte, a quien la Fiscalía General del Estado acusa de los delitos de peculado agravado por 96.6 millones de pesos donde se utilizó la asociación Unión Ganadera “División del Norte” para presuntamente desviar recursos.

Para cometer lo anterior, los ministerios públicos argumentaron que se simularon entrega de apoyos para dicha unión ganadera, compra de material, obra pública, transporte de ganado, adquisición de inmuebles, entre otro.

Además se le acusó de asociación delictuosa y se dieron a conocer los testigos que declararon contra Duarte así como la lectura en clave de los ocho testigos protegidos que también señalaron al exmandatario estatal.

Asimismo se dieron lectura a documentos que obtuvo la Fiscalía para presuponer la comisión de dichos delitos.

La audiencia se reanudará mañana a las 09:00 horas, sin embargo César Duarte permanecerá en el CERESO esta noche mientras se le dictamina la vinculación o no a proceso.