México.- En Nigeria, un grupo armado desató el caos en una iglesia católica durante la misa del domingo; los hombres dispararon contra los asistentes y dejaron al menos 21 muertos y 40 heridos, entre ellos, niños.

Primero hubo una explosión con dinamita dentro de la iglesia de la localidad de Owo; antes de que hombres armados dispararan por las ventanas de la iglesia mientras se celebraba una misa.

El atentado tuvo lugar durante la misa matutina en la iglesia católica de San Francisco en la localidad de Owo, localizada en el suroeste del país, una región en donde son poco habituales los atentados yihadistas y de bandas criminales.

El papa Francisco lamentó la muerte de decenas de fieles, entre ellos numerosos niños, durante la celebración del Pentecostés.

“El papa Francisco siente una profunda tristeza al conocer el horrible ataque contra la iglesia San Francisco de Owo”, escribió el cardenal secretario de Estado Pietro Parolin, número dos del Vaticano, en un telegrama dirigido al obispo de Ondo.

Los asaltantes entraron a la iglesia con armas de fuego y explosivos. Al menos 20 fieles fueron asesinados.

“Pasaba por el barrio cuando oí una fuerte explosión y disparos en el interior de la iglesia”, externó.

Dijo que pudo ver al menos cinco hombres en el interior del templo antes de escapar hacia un lugar seguro.