Dos sacerdotes católicos fueron asesinados a disparos la noche del lunes en el interior de la iglesia del pueblo de Cerocahui, una comunidad del municipio de Urique, Chihuahua, ubicada a unos 400 kilómetros de la capital del estado.


La Fiscalía de Justicia de Chihuahua, confirmó la muerte de los dos sacerdotes que fueron asesinados cuando prestaban auxilio a un hombre que había sido agredido a disparos y se refugió en la iglesia, donde irrumpió un grupo de hombres armados y disparó contra los representantes de la iglesia y el hombre que finalmente murió.


Los agresores huyeron.


A la media noche, el Gobierno del Estado de Chihuahua emitió un comunicado condenando la muerte de los clérigos y aseguró que se actuara con toda la fuerza del Estado para dar con los responsables, además de que se activaron los mecanismos de coordinación con la Secretaría de la Defensa Nacional y Guardia Nacional para realizar operativos en la zona del ataque armado.