El líder criminal José Noel Portillo, alias “El Chueco" robó los cuerpos de los sacerdotes después de asesinarlos en su iglesia de Cerocahui localizada en las Barrancas del Cobre de la sierra chihuahuense.

Los hechos acontecieron anoche y fueron oficializados por el Gobierno de Estado, quien lamentó los sucedido.

Los dos sacerdotes fueron asesinados tras intentar proteger a una persona que era perseguida por El Chueco y sus sicarios, y que también fue balaceado y asesinado.

Fuentes extraoficiales de la Fiscalía General de Justicia confirmaron el hecho registrado anoche en aquella comunidad localizada en las Barrancas del Cobre de la sierra chihuahuense.

“Todo parece indicar que El Chueco” andaba bien loco, persiguió a los sacerdotes adentro de la misma iglesia y los agredió hasta quitarles la vida”, aseguró personal de la Fiscalía, quien pidió omitir su nombre por no tener autorización de vocería.

Los detalles sobre el brutal suceso todavía son desconocidos decido principalmente a lo lejano del lugar. Cerocahui está ubicado en el fondo de la barranca chihuahuense, en el trayecto del ferrocarril Chihuahua al Los Mochis .

 “El Chueco” es buscando por múltiples delitos cometidos desde la región turística de Creel hasta Sinaloa.

En el 2018 mato al profesor norteamericano, Patrick Braxton, un crimen que sigue impune. Es buscado por los gobiernos americano y mexicano.