Según informes de la administración regional, alrededor de 405 oficiales se sometieron a una prueba Antidoping,  en la Secretaría de Seguridad y Protección a la Ciudadanía, ubicadas en el Parque Alamey.

“Son filtros que pone la autoridad”, indicó la administración regional, por lo tanto, en caso de salir positivos tendrían que  abandonar el cargo.

“Someterse a las evaluaciones periódicas consistentes en exámenes de carácter socio económico, psicométricos, psicológicos, psiquiátricos, toxicológicos, médicos, físicos y la aplicación de pruebas del polígrafo”, Reglamento del Servicio Profesional de Carrera Policial del Municipio

Por otra parte, el Gobierno de Monterrey afirmó que seguirán  los estudios de Antidoping de manera sorpresiva con el fin de salvaguardar la seguridad con eficacia laboral.

Durante el año pasado se llevaron a cabo exámenes toxicológicos con resultados favorables, debido a eso, se espera que este año se mantengan.

La administración también señaló que pasan por un momento “complicado”, respecto al déficit de cuerpo policiaco que tienen algunos municipios, sin embargo, resolverlo pronto. Asimismo, aplaudió el esfuerzo de todo el equipo en cada una de las regiones de Monterrey.