Con detallados finales de soldadura y concreto, forman parte de los trabajos finales del parabús de la avenida Ocampo, que estará listo esta semana y dará sombra a cientos de personas que a diario usan el transporte público en el centro de la ciudad.

La obra a cargo del Ayuntamiento de Chihuahua es bien vista por los usuarios debido a que cotidianamente esperan el camión en una zona cercana sin protección al sol o la lluvia.

El tiempo de ejecución original era de 105 días naturales, pero trabajadores en el lugar dijeron que el plazo será menor, pues este viernes 5 de agosto entregada por el Municipio o quizás a inicios de la próxima semana, cuando esté presente el alcalde, Marco Antonio Bonilla Mendoza. Desde mayo el Cabildo capitalino planteó el paradero, a través de un exhorto de la regidora del Partido del Trabajo, Hanoi Aguilar Gil, por una gran necesidad y situación precaria en la que estaban los usuarios.

El parabús cuenta con techumbre, y está pendiente la colocación de bancas con el fin de brindar seguridad a los usuarios; se ubicará entre la avenidas Niños Héroes y Juárez.