En 2007, un grupo de amigos de California (Estados Unidos) tuvieron una idea, la de instaurar un día mundial de la cerveza. Los iluminados fueron Jesse Avshalomov, Evan Hamilton, Aaron Araki y Richard Hernández que tenían muy claro homenajear a esta bebida cada año y a las personas que la elaboran.

Sin embargo, no fue hasta 2012 cuándo se decidió que el Día Internacional de la Cerveza sería el primer viernes de agosto (verano en el hemisferio norte). Es así que desde hace una década, cada primer viernes del octavo mes del año se celebra mundialmente este día. La cerveza se convierte en la gran protagonista de muchos festivales, reuniones o eventos a lo largo de todo el planeta desde tiempos remotos.