México.- Para contar la historia de Pedro Infante en una bioserie, el productor Rubén Galindo ha dedicado tres años a una investigación rigurosa.

La intención, dijo, es trascender sus icónicas películas y personajes como Pepe el Toro para mostrar una versión más humana del "Ídolo de Guamúchil".

"Espero que se logren los objetivos de sorprender con la intimidad de la vida de un hombre sorprendente. Toda la vida de Pedro es enigmática, es un personaje con una carga de mexicanidad muy grande, pero también un hombre que nace en una familia común.

"Vino de un pueblo en un rincón de Culiacán en un momento donde era muy difícil escapar de tu condición social. Con apenas cuarto año de primaria viene a México, conquista la radio, el cine y al mundo entero con sus personajes y canciones. No sólo eso, se hace inmortal", reflexionó Galindo en entrevista.

El hombre detrás de proyectos como El Retador y Pequeños Gigantes ha entrevistado a familiares y ha organizado un equipo de biógrafos, historiadores y escritores. El guion ya está listo y espera filmarlo el próximo año.

Para su producción, Galindo quiere encontrar un equilibrio entre los detalles antes de volverse una celebridad y el mundo al que accedió tras protagonizar películas como Nosotros los Pobres, Dos Tipos de Cuidado y Los Tres Huastecos.

"Fue un niño que nace en el seno de una familia en la que había 14 hermanos y una mamá que tenía que trabajar para sacar a la familia adelante porque el padre no siempre estaba ahí. Era un músico que tenía que salir a ganarse el pan por toda la República", destacó.

"Es una historia muy linda, conmovedora, divertida y reveladora de un hombre con muchos sueños, ambiciones, pero sobre todo con una humildad que lo acompañó desde el principio hasta el final. Tiene mucho arraigo popular, pero también un halo de mucho glamour", destacó.

Su bioserie también abordará la relación que Infante tuvo con presidentes, gobernadores, empresarios y artistas internacionales.

Galindo ya tiene en mente quién podría ser su protagonista, pero aún le falta que Televisa y Vix, la nueva plataforma de la empresa, lo aprueben.